MEDICINA PREVENTIVA

MEDICINA PREVENTIVA
Tomar medidas preventivas para evitar la enfermedad es siempre mejor que tener que tomar medidas para curar la enfermedad. La medicina preventiva debe empezar siempre con un buen conocimiento de las condiciones en las que se debería mantener el animal frente a las condiciones reales en las que este se encuentra.
Con la vacunación podemos prevenir enfermedades, principalmente de origen vírico y bacteriano. El problema es que no existen vacunas para todas las enfermedades de todos los animales. Mientras que en perros y gatos la disponibilidad de vacunas es amplia, en los animales exóticos el abanico vacunal no es tan amplio. 
La desparasitación, tanto interna como externa es una forma de evitar las enfermedades que los parásitos (principalmente cutáneos, intestinales y cardiopulmonares) pueden ocasionar a nuestras mascotas. Además hay que tener en cuenta que algunas enfermedades son zoonosis (transmisibles al ser humano) por lo que no sólo protegemos a las mascotas sino que también cuidamos de nuestra salud.
Como los animales no hablan, y muchas especies ni siquiera van a mostrar signos externos al comienzo de la enfermedad (o en la mayoría de casos los humanos no sabemos interpretarlos), la realización de revisiones periódicas así como la realización de pruebas clínicas "para ver como están por dentro", están altamente indicadas.
Consulta con nuestro personal las características y necesidades en medicina preventiva específicas para la mascota que tienes.
Nuevo párrafo
Share by: