Blog

EN ESTE BLOG PODRÁ ENCONTRAR ASESORAMIENTO SOBRE EL MANEJO Y CUIDADOS DE SUS MASCOTAS. 

CONSEJOS SOBRE NUESTRAS MASCOTAS

Por Angel Pausides Albert Soriano 30 nov, 2017
QUISTES DE PLUMA
Por Angel Pausides Albert Soriano 24 nov, 2017

Las aves que con más frecuencia se mantienen en casa como mascotas y con las que se interactua bastante son agapornis, periquitos y ninfas. Con frecuencia (cada vez más) estas aves han sido criadas a mano con papillas especiales y desarrollan un fuerte vínculo con sus propietarios, normalmente más con una persona en concreto.

Las condiciones de mantenimiento en casa con temperaturas agradables, muchas horas de luz al día, alimentación ad libitum (y generalmente con alto contenido en grasa), estimulación constante por parte de los propietarios y existencia de nido en muchos casos, son factores que predisponen a que estas aves desarrollen problemas de tipo reproductivo con producción de huevos por encima de lo normal, incluso en algunos casos a lo largo de todo el año. Como consecuencia del aumento de actividad hormonal es más probable que el sistema reproductor inicie la producción de huevos. En esta fase, bien por motivos de mala alimentación (muy frecuente), falta de lugar donde realizar la puesta, existencia de enfermedad concurrente o bien por estrés, puede haber una retención del huevo o una alteración en la oviposición, que puede comprometer la vida de nuestra mascota.

El manejo de estos casos requiere conocer si existe un huevo o no, así como su tamaño y estado. Además es necesario estabilizar al ave antes de realizar ningún procedimiento que implique sedación o anestesia o incluso el empleo de algunos fármacos.

La prevención es siempre la mejor medicina. Revisiones periódicas para valorar que el estado de salud esté bien, análisis sanguíneos que nos permiten conocer la evolución de su funcionalidad renal o hepática y control de los factores implicados en la aparición de problemas reproductivos, pueden contribuir a prolongar la vida de nuestros pequeños amigos.

Por Angel Pausides Albert Soriano 20 nov, 2017
Últimamente estamos viendo un interés creciente por el mantenimiento de esta especie felina, que no se diferencia en nada de cualquier otro gato, salvo por la ausencia casi total de pelo, lo cual hace que debamos conocer y tener en cuenta determinados aspectos a la hora de sus cuidados.
La piel de esta raza felina necesita cuidados constantes, ya que al haber perdido su pelaje protector, presenta una producción aumentada de sebo; siendo muy característico el tacto “grasiento” .
Es por ello que al igual que desaconsejamos el baño en general para todas las razas felinas, en esta raza en particular sí que es necesario un cuidado contante de la piel y es aconsejable baños regulares (cada 20-30 días) con un champú especial.
Se recomiendo por tanto, comenzar a habituar desde edad temprana a los baños regulares, de manera que esto no suponga un estrés a nuestra mascota.
A parte de la higiene cutánea, tendremos que estar atentos a sus ojos, ya que al no poseer pestañas presentan predisposición a padecer conjuntivitis; así como mantener una higiene óptima a nivel de sus uñas, las cuales suelen acumular bastante suciedad y grasa.
En general, el carácter de esta raza felina es muy bueno, siendo mascotas muy cariñosas y que siempre andan buscando estar cerca de sus dueños.
Debido a su principal característica (carecer de pelaje), son gatos que deberán ser mantenidos en el interior de la vivienda, ya que la temperatura ambiental no debería bajar de los 22º. Una buena idea es la de colocar en los meses más fríos de año una manta térmica u otro elemento calefactor para que nuestro compañero se sienta cómodo y evitemos enfermedades respiratorias.
En cuanto a la alimentación, los gatos esfinge no precisan de ningún alimento especial o diferente de otra raza felina.
Lo que sí vamos a observar es que dado que tienen que mantener una Tª más elevada debido a su carencia de pelaje, estos gatos consumen más cantidad de comida que un gato “normal”.
Son frecuentes las deposiciones diarreicas en esta especie, lo cual no quiere decir que sea un proceso normal y por tanto, recomendamos la realización de un examen veterinario general y análisis fecal si nuestra mascota realiza este tipo de heces alteradas.
Por Angel Pausides Albert Soriano 20 nov, 2017
  La convivencia entre tortugas y perros es algo que no siempre funciona y puede terminar mal para nuestras mascotas acorazadas.
Esta tortuga de espolones africana (Centrochelys sulcata) fue atacada por los perros de la vivienda. Tras ser estabilizada y reparada, se recupera en casa y esperamos verla pronto en la siguiente revisión.
Share by: